En el Instituto del Deporte de la Provincia del Chaco cuida y valoraliza a sus trabajadores precarizados, pero deja muy relegados al resto del plantel de contratados de la Administración Pública provincial, que no cuentan con el pago de una variante de medio aguinaldo como ellos ostentan. La medida adoptada deja al gobernador Capitanich tan relegado en el reconocimiento de derechos a los trabajadores que, comparativamente, queda como un «Gorila» frente al presidente del organismo del deporte chaqueño.

Leer más